“Utopía” del y para un Buen Vivir
Buen Vivir entendido como Sumak Kawsay del Quichua:
En su máxima expresión es vivir en comunidad, plenitud, hermandad,  complementariedad, relaciones entre los humanos, humanos y la naturaleza, humanos y la espiritualidad. Es importante resaltar el pensamiento eminentemente colectivo de nuestros ancestros: necesariamente cae en la idea de nosotras porque el mundo no podría ser entendido desde una perspectiva individualista. Finalmente, podemos decir que el bienestar no es solo un dicho romántico pero que implica que asumamos desafíos intencionados para profundas transformaciones en nuestras sociedades al contrario de la mirada capitalista de crecimiento económico y bienes acumulados.
Estas imágenes son de una Minga que tuvimos el 28 de marzo de este año con el propósito de adecuar a Barahaka (casa auto-sostenible  en Santa Elena, corregimiento a la afueras de Medellín).
Allí sembramos 27 árboles pioneros bajo la inducción de tres mujeres mágicas  que compartieron todo su saber y amistad con y sobre las plantas. Estos aŕboles pioneros, guerreros y resilentes son capaces de crecer bajo condiciones difíciles, y gracias a ellos llegan las abejas y con ellas la miel, los pájaros, las semillas de otros arboles que en la utopía común, un bosque nativo para el futuro cercano.
Ese mismo día mientras la mayoría sembrábamos, Alex “el cucho” adecuaba el baño seco.
Esta Minga reunió seres diversos, sueños, promesas, saberes y posibilidades futuras de utopías – reales.